Usando velas en el campo y ponencia sobre medio ambiente

imagesEstos días he vuelto a ver fotografías de paganos usando velas en el campo. En el pasado, yo misma usé velas, ante el desconocimiento de las leyes locales, pero en mi zona de España está prohibido hacer fuego fuera de las zonas habilitadas para ello. Esto incluye utilizar velas, y las multas son bastante cuantiosas para los tiempos que corren de crisis económica y demás. El desconocimiento de la ley no exime de la posible multa, en caso de que las autoridades te pillen haciéndolo.

Desconozco cuál es la legislación en otros países, pero invito a todos a buscar información sobre ello y enterarse de las alternativas de que disponen, ya que siempre puede ser útil informarse. Luego ya cada uno puede elegir quebrantar la ley o no, pero lo importante es estar al tanto de lo que se puede hacer, lo que no, y por qué. En cuanto a alternativas a la hora de usar velas, nótese que se puede levantar energía con la visualización, con el movimiento, incluso (como me dijo ayer un amigo) utilizando citrinos en lugar de velas, al ser una piedra que genera energía en sí misma. Yo utilizo velas de led porque son baratas y duran muchísimo, y siempre les prometo a los espíritus del lugar que encenderé velas en cuanto vuelva a mi casa, donde puedo vigilar las llamas de las velas de manera segura.

Curiosamente, por el día de la tierra estuve haciendo una ponencia virtual sobre este tema, invitada por los amigos de la Fraternidad de la Diosa, a la que le puse el descriptivo título de “Paganismo sostenible: la doble moral y la gestión de residuos rituales”. Si la queréis escuchar, es gratis, dura unos 35 minutos y la tenéis disponible aquí: http://mx.ivoox.com/es/por-paganismo-sostenible-doble-moral-gestion-audios-mp3_rf_11230578_1.html.

Relato de una devoción con Inanna

Esfinge_pAún recuerdo, hace bastantes años ya, un día de Solsticio de verano en el que celebré mi iniciación en primer grado. Estaba en mitad del campo, de cerca me cuidaban dos buenos amigos con los que tenía un coven. Dicen que pasó cerca un coche, luego un avión y luego un tren, pero no me enteré de nada. Porque, por primera vez en mi vida, estaba en trance. En mi estado alterado de conciencia, todo lo que era capaz de ver estaba dentro de mi mente, o quizá en otro plano. Mi conciencia se encontró de pronto delante de un zigurat. Subí por sus escaleras aunque no tenía pies, y al llegar al Templo que lo coronaba, me encontré con una esfinge que decoraba la entrada. Dicen que la esfinge pregunta cosas, pero en mi visión ésta permaneció silente. Recuerdo pensar que la cara era femenina, y que se parecía a mi madre.

Lo que no me esperaba era que lo que vivía dentro del Templo fuera a salir a recibirme: una figura humanoide femenina que caminaba en mi dirección, lentamente, vestida con un velo tan fino como espuma. Sus ojos eran grandes y rasgados, ahora negros, ahora verdes. Su piel cambiaba, ahora eran escamas de pez, ahora eran plumas, ahora era una piel fina, como de alabastro, otras veces de ébano. En mi mente sonó un coro de voces que se superponían y se hacían más fuertes conforme la figura se acercaba. El mensaje que decían, nunca lo olvidaré. Cuando llegó a mi altura, y casi volviéndome loca por escuchar aquel canon de voces discordantes en mi mente, salí del trance. Mis amigos se habían extrañado de que no diera señales de vida con el tren, el avión y el coche que habían pasado cerca, y decidieron interrumpir el ritual por si no me encontraba bien.

Pasó el tiempo. Dormía, era una de esas siestas de verano, hace unos años. Todavía vivía en la Sevilla que me vio nacer, aunque en un punto bastante alejado de mi barrio de toda la vida. Me había ido a vivir con mi novio (que ahora es mi marido) un año antes. Tenía un trabajo extenuante y muy desagradecido, estaba bastante apartada del Paganismo activo y, por qué no decirlo, también del culto en general. Como veis, estas cosas nos pueden pasar a todos.

Entonces soñé. Estaba en mi casa de toda la vida, donde me crié, había una vieja en el centro del salón con un caldero cuyo contenido bullía. A su espalda, una escalera hacia abajo. Sabía que esa escalera no estaba en mi casa. Bajé por ella y encontré una esfinge como la que había visto en el zigurat, el día de mi iniciación. En el centro de la habitación, profusamente decorada, un lecho de color rojo oscuro. Al fondo, una mujer joven. Posiblemente la mujer más hermosa que había visto en mi vida. Se acercó a mí hablando en un idioma que no conocía, y sólo dije que no con la cabeza. Noté cómo cambió de idioma, volvió a intentarlo mientras se acercaba, y volví a negar con la cabeza. Lo volvió a intentar una tercera vez, y volví a decir que no, porque no podía entenderla.

En ese momento llegó a estar frente a frente a mí, con su pelo largo y negro, sus ojos almendrados y su piel tostada, y me dijo al oído “At last*”, como si por fin hubiera encontrado un idioma en el que hablarme y que le entendiera. O como si por fin estuviéramos frente a frente. O todo a la vez. Entonces me besó en la boca. El beso más húmedo y erótico que me han dado en mi vida, y fue en un sueño. Un beso de tornillo en toda regla.

Desperté entonces y supe que tenía que averiguar más sobre aquella mujer. Todos mis pasos me llevaron a Babilonia, a los zigurats y a las esfinges. De ahí, a Ishtar y, poco tiempo después, a Inanna. Años después escuché una canción que decía lo mismo que yo había escuchado en mi cabeza el día de mi iniciación, al parecer da los mismos mensajes a diferentes devotos por todo el mundo.

Desde entonces soy devota de Inanna. Y todavía me sonrojo si pienso en su beso.

(*) En inglés, por fin.

Puedes escuchar el programa “Mitos y Leyendas” dedicado al descenso de Inanna en el que participé hace poco, haciendo click aquí: http://www.blogtalkradio.com/ptrnenespanol/2015/07/01/mitos-y-leyendas–el-descenso-de-inanna

Podcast: Edición Samhain (H. Norte) y Beltane (H. Sur) 2010

Tenemos el honor de presentaros el primer podcast de 13 lunas, que podréis descargar en este enlace y oír desde aquí:

13 lunas Samhain 2010

En este número hemos contado con la presencia de Ángel Luis Pérez, presidente de PFI España, y de Yoko Galkan, líder del templo “Honorable Constelación del Sur” en Uruguay.

También hemos reservado una sorpresa para algunos de los amigos que nos escuchan.

Recordad que podéis enviar vuestros mp3, preguntas, peticiones o sugerencias a participa@13-lunas.com, mediante Twitter @13lunaswicca y en nuestra página en facebook.

Y por último, pedir disculpas por lo deficiente del sonido en algunos momentos, pero la tecnología es lo que tiene :).

[EDIT 02-11-2010] Gracias a Rev. Yoko, ahora tenemos una versión del podcast en la que se la oye un poquito mejor.

Fe de erratas: Creo que en algún momento digo que el templo de la Honorable Constelación del Sur se encuentra en Montevideo, mas no, se encuentra en Rivera, Uruguay.

Atención: Podcast de 13 lunas

Como sabéis algunos, estamos empezando con el proyecto de una podcast (un segmento de audio para escuchar en mp3, similar al formato de un programa de radio) sobre wicca y paganismo en español para el disfrute de todos los wiccanos. Estamos ya con la preparación de la que será la primera podcast de 13 lunas, si bien quisiéramos saber vuestras preferencias y opiniones en cuanto al contenido.

Así pues, nos gustaría contar con vuestra participación de la siguiente forma:

– Enviándonos cortos segmentos en formato mp3 con saludos o preguntas para toda la comunidad wiccana.

– Enviándonos preguntas o sugerencias de temas que podríamos tratar por e-mail a admin@13-lunas.com, en nuestra página de Facebook o mediante Twitter.

– Por otros medios que se os ocurran (pero que nos enteremos, porque si no, no podremos contestaros).

¡¡Animaos y participad!!