La política y el estatus de religión en EEUU

La semana pasada, tras lo acontecido en las elecciones norteamericanas, me estuvieron llegando notificaciones de mi Tradición al respecto de su estatus de religión reconocida y de su exención de impuestos en EEUU. No una ni dos, sino varias y por diferentes medios, ya que el mensaje era muy importante y se necesitaba que calara en todos los miembros de la Tradición. El comunicado oficial transmitido por las Cabezas de la Tradición ha sido que por favor todo el clero correlliano nos abstengamos de hacer comentarios al respecto de las elecciones y su resultado, porque podíamos perder la exención de impuestos (para ellos conocida como la 501c3) que el Estado norteamericano otorga a las religiones constituidas legalmente.

Por tanto, hoy yo no voy a hablar de las elecciones norteamericanas. ¡Lo siento por quienes lo estabais esperando!

Sin embargo, sí me veo en la obligación de aclarar qué pasa en los EEUU con el hecho de estar constituidos legalmente y amparados por unos derechos, y por qué es tan importante no pronunciarse para los norteamericanos a este respecto, así como las consecuencias que tendría en el caso de que alguien se pronunciara, y que quizá no sean comprendidas del todo para quienes estamos al otro lado del charco y/o pertenecemos a otra cultura que no es la norteamericana. También puede que esto sea útil para quienes pertenecéis a una Tradición o a un grupo constituido legalmente en EEUU o en otro país con legislación similar.

Para los estadounidenses, existe una figura que es la Church (literalmente, Iglesia). No hay que confundir esta figura con la Iglesia Católica (para ellos, la Catholic Church), sino que es el equivalente de lo que en España se conoce como confesión religiosa, esto es, las asociaciones religiosas que conforman el crisol de cultos que tenemos hoy día en cualquier país. Ellos conocen este estatus como 501c3, que es algo así como la sección del reglamento que recoge cuál es el régimen tributario y legal de las organizaciones religiosas y/o caritativas. Como en muchos otros países, las confesiones religiosas en EEUU están todas exentas de pagar impuestos y esto, claro, supone una gran ventaja con respecto a otro tipo de asociaciones. Además de estar reconocidas como religiones en el Estado norteamericano.

Obtener este estatus es muy difícil, hay que trabajarlo muchísimo y, ojo, se puede perder este privilegio con relativa facilidad.

Resulta que, aunque a los que estamos lejos no nos lo parezca, todos los que tenemos por delante el “Rev.” “Lady/Lord” y manifestamos una opinión en las redes sociales, estamos hablando en nombre de la Tradición, queramos o no. Resulta también que aunque nos parezca que lo que ponemos en facebook o twitter o instagram o lo que sea es privado, pues no lo es. Toda red social, aunque esté restringida a unos pocos amigos, es un espacio público. Sí sí, lo has leído bien: lo que pones en tu cuenta de facebook, aunque sólo lo lea tu familia, no es propiedad tuya, sino que se considera público al estar en manos y pertenecer a una compañía que te presta un servicio. Sí sí, también tus fotos en bikini del verano del año pasado en las que sales sacando la lengua. ¡¡Chan chan chaaaaan!! La ley española también recoge este hecho, y es lo que hace posible que el cyberbullying (acoso cibernético) esté tipificado como delito, y de que el delito por injurias y calumnias sea aplicable a las redes sociales, así que no todo es malo, también nos permite protegernos de usuarios malintencionados.

Es decir, que para un españolito de a pie (y digo españolito, pero puede ser cualquier -ito de cualquier paisito) quizá no tenga importancia decir lo que se piensa en facebook de que haya ganado cierto señor en otro país (aunque, repito, tu muro, y el mío, se considera un espacio público, y seguro que después de esto te piensas mejor qué es lo que pones), pero si además se está dentro del ámbito de una Tradición reconocida en EEUU, y se tiene un rango de sacerdote o sacerdotisa de esa confesión religiosa, se puede llegar a implicar que se está vertiendo una opinión política en nombre de toda una Tradición. Si tú eres reconocido sacerdote o miembro de una confesión religiosa, eres públicamente un representante de la misma.

Y claro, para ti puede que no tenga importancia, repito, pero en la mente de un norteamericano esto es mezclar Iglesia con política. Para ellos, esto es como unir la Iglesia con el Estado. Y todos sabemos lo que pasa cuando cualquier Iglesia se une a cualquier Estado: esto es lo que ellos quieren evitar. Por eso, se puede llegar a perder el estatus 501c3, si la organización en cuestión es norteamericana.

Puede que para algunos esto parezca incomprensible, porque somos de fuera, incluso habría voces que me dirían que esto es censura. Lo comprendo, pero también hay que pensar que cada país y cada cultura tienen sus cosas. Ésta es la manera de verlo del Estado norteamericano. Tienen sus leyes federales y, por supuesto, los de fuera no podemos ir allí a decir que las leyes están equivocadas. Para eso, mejor vayamos a nuestros respectivos parlamentos/congresos para decir cuáles de nuestras propias leyes lo están. Mientras tanto, el llamado ha sido muy claro: vamos a ser solidarios con nuestros compañeros americanos y vamos a no meter la pata diciendo qué nos parece el resultado de las elecciones, porque las consecuencias de esto pueden ser mucho más grandes de lo que creemos.

Esto, que lo sepáis, es aplicable a toda church norteamericana a la que se pertenezca, no sólo a la Tradición correlliana. Si estáis reconocidos por alguna confesión religiosa en el extranjero, fijaos bien en la legislación religiosa o tributaria al respecto de esta cuestión. Porque, creedme, la gente no quiere perder la posición como confesión religiosa reconocida por su país: antes dirán que no tienen nada que ver contigo y puede que pierdas tu condición de sacerdote o sacerdotisa. Piensa también muy bien qué es lo que pones en las redes, porque ya lo sabes, y no quiero sonar paranoica, pero el Gran Hermano nos vigila.

cartelsonria

6 opiniones en “La política y el estatus de religión en EEUU”

  1. Hola Clarita!
    Hmmm. No estoy tan seguro que sea tan así. De hecho los evangélicos hacen campaña política en USA sin problemas de perder su estatus de excención de impuestos.
    Si el gobierno quisiera quitar su excención impositiva o su reconocmiento como religión a un grupo por sus opiniones políticas, flor de juicio de derechos civiles se llevaría.
    La falta de compromiso político es una de las cosas que más me molesta de parte de los líderes de la Tradición.
    Pero en fin. Ellos son ellos y deciden como les place. Y quienes llevan el título tienen obligaciones que los que estamos en el llano no tenemos.
    Desde donde yo lo veo, Trump es la principal amenaza a la diversidad que los Estados Unidos van a enfrentar desde hace mucho, mucho tiempo. Y en auténtica tradición latina (y norteamericana también, con todo y su segunda enmienda), yo lo enfrentaría antes que quedarme callado.
    Saludos desde Argentina!!

    1. ¡¡Hola Pablete!! Te cuento lo que me cuentan de cómo funciona la cosa allí. Es cierto, y de hecho mi marido y yo lo hemos estado comentando estos días, que los evangélicos han hecho política de toda la vida de los dioses, y de hecho él mismo me comentó la extrañeza que le producía este tipo de comunicaciones, y yo coincido. No sé si hay algún lobby con intereses partidistas por detrás de ciertos grupos, no lo puedo saber porque no vivo allí. Sí puedo decir que en España por ejemplo, la Iglesia Católica tiene muchísimo poder (pero muchisisisisisisisisisisímo) y por ejemplo tienen exención de impuestos donde el resto no tiene (en fin…). Quién sabe si el Estado hace la vista gorda con ciertas organizaciones también allí. Miedito me da.
      Saludines.

      1. En Argentina también la Iglesia Católica tiene poder por encima de las otras religiones. Por la Constitución, el Estado le paga las cuentas, y es un “sujeto de derecho público”, mientras que todas las otras confesiones relgiosas son sujetos privados (equivalentes a sociedades civiles). Tienen miles de escuelas donde se enseña religión aparte de la currícula común, pese a que tienen subvención estatal (el estado les paga a los maestros). En fin. La Iglesia Católica es lo que es.
        Pero allá… hmmm…. huele a falta de valentía, a falta de ganas de parecer políticamente incorrectos y por eso perderse la imagen de “paz y amor y armonía” que suele ser la cara pública de la Tradición. Es una lástima, porque en muchos sentidos han sido pioneros, pero en esto, el carácter sureño los autocensura.
        Yo creo al revés, que ante la posibilidad de la disminución de derechos civiles para mujeres, minorías, LGBT, etc. las tradiciones paganas tendríamos que estar a la vanguardia.
        Más si lo único que tenés para perder es una excención impositiva (en USA las religiones no se reconocen como tales).
        En fin. Ellos son ellos, y yo estoy en la otra punta de América, con mi propio presidente neoliberal e impresentable al cual oponerme.
        Te dejo un gran abrazo!

  2. Hola Harwe como te va? Espero que bien.
    Te voy a hacer varias preguntas y de ante mano te pido disculpas por ponerlas aqui, se que no es el lugar correcto donde poner las preguntas.

    -Como comenzaste en la wicca correlliana?

    -Como comenzaste en la magia?

    -Muchas gracias y muy bonito blog.

    1. Hola Julián:
      Muchas gracias por tu comentario y por tu piropo al blog.
      Los “cómo” son un poco difíciles de explicar y un poco largos porque detrás siempre hay una historia que no siempre es recta.
      En la magia empecé muy pequeña porque mi madre es Tarotista.
      En la Wicca Correlliana con 20 años y por casualidad. Creo que esto lo he contado en una entrevista que me hicieron aquí: http://serpagano.es/data/documents/Articulo-revista-entrevista-No3-7pg.pdf por si quieres echarle un vistazo.
      Saludos!

Comentarios cerrados.