Wicca tradicional

En ocasiones se oye hablar de Wicca tradicional como algo oscuro y oculto a las personas que no pertenecen a ese tipo de corrientes. También existen opiniones encontradas acerca de lo que es tradicional y lo que no, así como el ánimo de establecer tradiciones por parte de personas que desean empezar un tipo de espiritualidad concreta basada en la Wicca, pero con diferentes matices. En cualquier caso, el concepto de Wicca tradicional es casi tan complejo de entender como el de Wicca ecléctica, y existen multitud de visiones al respecto, que se van a intentar tratar aquí.

Wicca tradicional

Existe una cierta controversia en torno al apelativo “tradicional”. Dicha controversia surge de la diferencia de significado que se le puede dar a dicha palabra. Para algunos, sólo es considerada Wicca tradicional aquélla que desciende directamente de Gardner, esto es, Wicca Gardneriana y Alexandrina. Para otros, es tradicional todo aquello que se establezca formalmente, que esté formado por covens y que se distinga por tener un entrenamiento y unas fórmulas rituales propias, transmitidas mediante un linaje de corte iniciático.

Cada interlocutor con el que tratemos puede tener una visión distinta a este respecto, y puede, a veces, no coincidir con nuestra propia visión de lo que significa tradicional. Esto sucede no sólo en éste sino en muchos otros aspectos de la Wicca, y no debe preocuparnos. Las diferencias de opinión son sólo discrepancias que pueden responder a entrenamiento u opiniones propias de diverso origen, y muchas veces es sencillamente imposible estar de acuerdo en todo.

En lo que casi todo el mundo está de acuerdo es en que las diferentes ramas de Wicca tradicional se caracterizan sobre todo por seguir un sistema iniciático y formativo dentro del contexto de los covens. Por tanto, se podría decir que no existe tal cosa como un wiccano tradicional solitario, puesto que, como mínimo, pertenecerá como miembro a distancia a un coven dado, siempre y cuando el sistema seguido por su tradición lo permita (y no todas lo permiten).

Diferentes tradiciones, una misma creencia

Una de las preguntas más comunes en la mente de los wiccanos suele ser en qué se diferencian las tradiciones unas de otras. El lector puede inferir que esto sucede sobre todo en la mente del principiante o del ecléctico/solitario, si bien esto no tiene por qué ser así. En general, estar fuera de una tradición es sinónimo de no poder conocerla completamente, y, por tanto, de no poder diferenciar a ciencia cierta unas prácticas de otras. Para desconocer cuáles son las bases de una tradición no hace falta ser ecléctico, un miembro de una tradición puede perfectamente preguntarse cómo harán determinadas cosas los practicantes de otras tradiciones.

Sin embargo, pocas veces se pregunta uno qué tienen en común las tradiciones y por qué, a pesar de esas diferencias, unas y otras siguen siendo Wicca. Con frecuencia, la comunidad pagana se centra mucho en lo que le diferencia de los otros, pero poco en los puntos comunes, cuando precisamente sean estos últimos los más importantes, de cara a la creación de comunidad y de cara a sentar las bases de la creencia wiccana en aquellos países en los que aún no se encuentre legalizada.

Por tanto, se puede decir que lo que tienen en común todas las tradiciones es la creencia en los Dioses, el cumplimiento de la Rede y la creencia en la Ley del Tres (o Ley de Retribución), la creencia en el más allá, la creencia en la existencia de Magia y manipulación de energía, y determinados elementos rituales comunes a todas ellas, tales como la creación de un círculo o la estructura básica del ritual. A este respecto, y en contrapartida a estos puntos comunes, las diferencias más notables pueden encontrarse en los nombres de los Dioses, los matices de aplicación de la Rede o la ley del tres, la interacción que se establezca con el más allá, el entrenamiento mágico, y determinados elementos de carácter ritual como las fórmulas empleadas o las correspondencias de las herramientas. Algunas tradiciones se centran también en diferentes aspectos, no tanto en cómo se hacen las cosas sino en su objetivo primordial para con la comunidad.

La “inaccesibilidad” de las tradiciones

Muchos wiccanos se quejan de lo inaccesibles que resultan las tradiciones, pues normalmente se cree que son entidades que están más allá, y que no existen los practicantes tradicionalistas. Estos wiccanos suelen buscar practicantes de una tradición porque quieren ser iniciados en esa corriente, y se frustran al no encontrar gente asociada a las tradiciones. También hay tradiciones más activas públicamente que otras, y, mientras que unas son muy discretas, las otras organizan gran cantidad de eventos, así que el rasero no es el mismo para todas. Sin embargo, encontrar o no a alguien que esté dispuesto a enseñarnos dependerá en gran medida de dos factores:

a) Con quién hablemos. Puede que demos con algún practicante de alguna tradición por casualidad en facebook, que conozcamos alguno en una quedada, o que esté en la misma asociación pagana que nosotros. Nunca se sabe. Los tradicionalistas existen, sólo hay que saber mirar bien.

b) Cómo nos comportemos. No hay que esperar que nos ofrezcan entrenamiento a la primera de cambio: muchas tradiciones se aseguran de que la persona a la que están ofreciéndole entrenamiento es de fiar y que va a ser un buen pupilo. Esto será a discreción del formador, que tendrá que determinar, dentro de los criterios seguidos en su grupo, si esa persona es apta o no. Las tradiciones tienen criterios de admisión, no se puede exigir que nos admitan por la fuerza.

El entrenamiento en una tradición

Nadie regala grados ni iniciaciones en una tradición, por muy abierta o cerrada que sea. El entrenamiento es algo que se toma muy en serio, y el dedicante debe corresponder con la misma seriedad. Si al lector le han ofrecido entrar en una tradición y siente que es el camino que debe seguir, no podemos más que felicitarle y animarle a cumplir las expectativas que sin duda su formador o facilitador tendrá de él, para corresponder la confianza y el tiempo que esa persona está dedicando a su formación.

Organizando eventos paganos

Muchos paganos y wiccanos se preguntan cuándo, cómo y dónde se organizan eventos a los que acudir que sean de su interés y que versen sobre temas paganos. No estamos hablando ya de ferias ni de grandes acontecimientos, que tienen bastante visibilidad por contar con algún sponsor, sino de quedadas y eventos a nivel regional e informal. Algunas personas optan por organizar sus propios eventos. Si el lector se siente inclinado por esa opción, aquí hay algunas recomendaciones que nacen de la experiencia de organizar este tipo de eventos.

Planificando la actividad

Lo primero que hay que tener en mente es qué se quiere organizar y por qué. Por ejemplo, si se conocen a paganos de diversas corrientes en un mismo área pero ellos no se conocen entre sí, realizar una quedada puede ser un buen comienzo para que todos se conozcan.

Si el evento es una quedada pero se va a incluir algún tipo de actividad, como por ejemplo un ritual o una charla, es necesario llevarla preparada de antemano. También se incluirá en el programa oficial de la actividad para que el que acuda sepa exactamente qué se va a encontrar.

El siguiente paso es realizar dicho programa de la actividad. Éste variará de acuerdo con la duración de la misma. Cuando las actividades se prolongan durante uno o más días, es necesario llevar un estricto programa para poder planificar con antelación. No todas las actividades necesitan un programa: las salidas para tomar algo o los picnics, por ejemplo, son simplemente eventos sociales y sólo habría que tener en cuenta dónde, cuándo, y cuánta gente. No obstante, hay gente que puede ofrecerse para realizar alguna actividad, y en el momento en el que exista algo más que la simple interacción social será necesario organizar las actividades mediante un plan claro.

Una vez terminado el programa de la actividad, si existiera, hay que elegir día, hora y lugar. Para las quedadas bastará con un lugar público lo suficientemente amplio y con asientos. Puede ser una cafetería, por ejemplo, donde haya el nivel justo de ruido como para garantizar la intimidad de la charla, pero que permita la comunicación fluida. Los parques también pueden ser una buena idea, sobre todo en el caso de hacer un picnic, pero hay que visitar el parque con antelación y saber en qué lugar del mismo se va a fijar el punto de encuentro, y dónde va a tener lugar la actividad, teniendo en cuenta factores como el sol (no querremos que nadie coja una insolación), la cercanía a una fuente de agua y a los baños, etc.

En cuanto a la fecha, lo ideal siempre será un día de fiesta, o, en su defecto, un día del fin de semana. Si ponemos el evento un domingo, hay que asegurarse de que no se acabe muy tarde, pues mucha gente tendrá que volver a sus casas a preparar lo necesario para el lunes de trabajo, y más cuando se viene de otras regiones sólo por el evento.

Publicitando la actividad

Hay muchas formas de publicitar nuestra actividad. Partimos de la base de que quien realiza estos eventos, al tratarse de reuniones sociales, no cobra dinero salvo que haya materiales de por medio (alquileres, por ejemplo), por tanto la solución más barata a la publicitación de los eventos es Facebook.

Los eventos de Facebook pueden ayudar a casi cualquiera a organizar una reunión de este tipo. Se trata sencillamente de crear un evento donde se especifique día, hora y lugar, e ir invitando a quienes nosotros consideramos que pueden estar interesados en venir. Es importante no invitar a quienes vivan en otros países o a personas que sabemos que no son paganas, pues no queremos ser tachados de spammers. En estos casos, es igual de prudente actuar como si de correos electrónicos se tratara.

Por correo electrónico podemos también publicitarlo a personas de nuestro círculo que no tengan Facebook, pero hay que ser cuidadosos porque rápidamente nos pueden incluir en una lista de spam. Para que ningún correo electrónico circule gratuitamente y pueda caer en manos de algún desaprensivo, pondremos las direcciones de correo en BCC (o CCO), es decir, copia oculta. De esta manera, nuestros destinatarios obtendrán sus mensajes correctamente pero el resto de la lista no sabrá a quién más se lo hemos enviado.

La web también es una buena forma de publicitarse. No sólo crear nuestra web para el evento, sino comentarlo con otras webs amigas. Es lo que viene siendo escribir “notas de prensa”. En Pagan Newswire Collective España suelen anunciar dichos eventos, y admiten notas de prensa externas.

Por último y no menos importante, las tiendas de ocultismo son un buen sitio donde publicitar este tipo de eventos. Nos costará sólo una fotocopia por cada una de las tiendas de ocultismo que haya en nuestra ciudad o región, y bastará con colocar un cartel donde pongamos información sobre lo que estamos organizando.

Pidiendo confirmaciones

Es muy importante pedir confirmación en todos los anuncios que hagamos de nuestra actividad. De esta forma, sabremos cuánta gente va a venir y con quién podemos contar. Las confirmaciones no se deben aceptar por evento de Facebook, pues muchas veces la gente hace click en “Asistiré” para simplemente apoyar, con lo cual dichos eventos suelen estar muy falseados. Pediremos siempre confirmación por correo electrónico o teléfono de contacto.

Si se va a cobrar algo porque se va a gastar ese dinero en alquilar un local, será totalmente necesario que los asistentes paguen su cantidad correspondiente con antelación, y se les debe advertir de ello. Para ello, les podremos facilitar nuestro número de cuenta o email asociado a Paypal. Al final del evento, las cuentas deben cuadrar y deben quedar a disposición del que las requiera de entre los asistentes.

Algunos consejos útiles

– Ofrece un mapa a tus asistentes confirmados con la ubicación del lugar de la actividad, así como información sobre el transporte público que llega hasta esa zona.

– Puedes publicitarte en tiendas no sólo mediante carteles, sino también mediante trípticos informativos.

– Ofrece siempre la planificación de la actividad. Es importante que la gente sepa qué se va a encontrar.

– Llega al menos DIEZ MINUTOS ANTES de la hora, por si surgieran imprevistos.

– Haz una ronda de presentaciones al comenzar, pero no obligues a la gente a presentarse. Que se presente sólo quien quiera. En las quedadas de Wiccanos.com la gente se pone pegatinas con el nombre y el nick. Esta idea es muy buena para ahorrarse el paso anterior, por si hay mucho tímido presente.

– Rompe siempre tú el hielo. Eres el organizador, se lo debes. Si lo haces bien, la gente comenzará a charlar y luego todo irá sobre ruedas.

– Al finalizar la actividad es posible que alguien te pida el email de contacto o el teléfono de otro de los asistentes. Antes de dárselo, háblalo con el dueño del email o del teléfono.

Organismos y webs que planifican eventos paganos y wiccanos habitualmente en España

– Wiccanos.com. Desde esta web se preparan al menos varias quedadas al año en diferentes puntos de España. El próximo día 5 de noviembre tendrá lugar la próxima quedada en la ciudad de Sevilla. Más información en http://www.wiccanos.com.

– Pagan Federation International España. Además de participar en diversos eventos, la PFI organiza quedadas para que los paganos se conozcan entre ellos. Más información en http://www.pfi-esp.com.

– Santuario de Brigit, tradición Correlliana de la Wicca. Ofrecen cursos, talleres y eventos de diversa índole, todos en el área geográfica de Andalucía. Está proyectada una quedada en Granada para finales de noviembre de 2011, y un taller de iniciación al tarot para diciembre en la misma ciudad. Más información en http://www.brigit.es.