Herramientas de la Wicca: el Athame

El Athame es una de las herramientas rituales de la Wicca. Se trata de una daga de doble filo con la que tradicionalmente se crea o cierra el círculo, y que normalmente termina en punta. El filo de la hoja puede ser tanto romo como afilado, pues la herramienta no es utilizada para cortar objetos como tal, sino que tiene un uso principal de dirección de energías y usualmente defensivo pero a un nivel místico.

Orígenes de la palabra athame

Existe un cierto debate con respecto al origen de la palabra athame. Según Doreen Valiente, en su obra “La brujería del futuro”, el origen de la palabra es desconocido, aunque parece ser que Gerald Gardner le atribuía un origen común al skean-dhu de los Highlands escoceses, puesto que dicha palabra significa “cuchillo negro” y el athame tiene tradicionalmente el mango negro.

Sin embargo, y siguiendo a Valiente, parece que la primera aparición de una palabra similar se dio en el famoso grimorio conocido como “La Clavícula de Salomón”, referido a un cuchillo de mango negro utilizado para el trazado del círculo que recibía el nombre de artamo. Algunos autores han señalado que puede existir una identificación entre esta palabra y el término latino artavus, referido a una navaja, y que pudo evolucionar sucesivamente en francés e italiano, hasta llegar al término empleado hoy día.

No obstante, es importante señalar que no se conoce exactamente el origen etimológico de esta palabra, y que sus posibles orígenes han sido motivo de controversia desde prácticamente los tiempos de Gardner. Sí se sabe, no obstante, que existe una tradición de uso del cuchillo de mango negro, sobre todo en la magia ceremonial, que la Wicca parece haber heredado.

Usos del Athame

El principal uso del athame es el trazado del círculo. Como arma que es, se trata de “cortar” la dimensión espacio-temporal para crear una realidad dentro de la realidad, de tal forma que se cumpla la premisa “Así arriba, como abajo” (As above, so below), creando un microcosmos en el que el practicante creará un cambio, el cual va a ser aplicado, una vez abierto el círculo y terminado el ritual, a la realidad completa.

Por otro lado, el athame es un arma y debemos ser conscientes de ello. No posee la misma fuerza que tiene la espada (reservada normalmente a altos grados por ser un símbolo del grado obtenido y de la Voluntad mágica), si bien no deja de ser un arma blanca con la cual se puede uno defender de entidades poco recomendables. Es por ello que el círculo también sirva como protección dentro del cual realizamos nuestros cambios en la realidad. También es mucho más práctica que la espada, en cuanto a manejo y almacenamiento sobre todo, pero tiene el plus de servirnos como protección, algo que no se cumple con otro tipo de herramientas.

Características del Athame

Aunque pueda ser considerado un arma, y, por tanto, un instrumento violento según algunas corrientes, los defensores del athame comentan que su uso como símbolo está fundamentado en la necesidad de crear un golpe de efecto en la realidad, cortando parte de ésta para manipularla, pues la realidad naturalmente se resiste a cambiar. Además de esto, es un símbolo que ya aparecía tal cual en grimorios de antigüedad, y cuyo significado se ha ido cargando de energía por los diversos practicantes que lo han utilizado.

Por otro lado, el athame es un instrumento tradicionalmente de metal. Aunque existen athames de madera o de otros materiales, que se toman como símbolo y no tanto como cuchillo en sí, hay practicantes que consideran que la dirección de energía se ve engrandecida por la capacidad conductora del metal, capacidad que no poseen otros materiales.

El mango del athame, aunque tradicionalmente haya sido el negro, no siempre tiene por qué ser de este color. Hay athames con mango de cota de malla, negros, blancos o de marfil, si bien es importante adecuarse al uso del athame que se haga en la tradición, tanto wiccana como de otras corrientes, que se siga.

En cuanto a sus correspondencias, normalmente se le asocia con Fuego y con Aire, dependiendo de la corriente que se siga. Hay corrientes que consideran que se asocia con Fuego debido a que es una manifestación de la Voluntad (pues es una espada en pequeño) y a que el Athame ha pasado por el Fuego para ser forjado. No obstante, otras corrientes argumentan que su uso está relacionado con el Aire, debido a que es su correspondencia tradicional en la magia ceremonial y a que otra herramienta normalmente relacionada con el Fuego (la varita) contiene la potencialidad tanto del Fuego de la Vida como del Fuego en sí (al ser la madera un combustible natural), considerando, además, que el caldero también ha pasado por la forja y no por ello se le considera una herramienta de Fuego. Sea como fuere, se aconseja al practicante tomar la dirección que más se le ajuste en cuanto a creencia y/o corriente elegida.

Por último, es un instrumento de naturaleza muy masculina. Debido a esto, hay corrientes que descartan totalmente el uso del Athame por considerarlo un arma que promueve el patriarcado. Tal opinión es respetable, aunque existen argumentos tanto a favor como en contra del uso del instrumento, y es necesario para el practicante saber, considerar y fundamentar con razones por qué se inclina a favor como en contra del mismo.

Opinión personal

Desde mi punto de vista, es necesario recordar que, al final, el que va a estar trazando el círculo va a ser el practicante, y que debe ser consciente de qué tradición o corriente sigue, cuáles son sus argumentos y ver si se corresponden con los usos naturales del círculo, tanto para usar el Athame como para prescindir de él. Por ejemplo, se puede argumentar que se puede trazar el círculo con una pluma, pues corresponde al elemento Aire y tiene “doble filo”, si bien es muy difícil “cortar” la realidad, dirigir energía (no es un material conductor) y más aún defenderse de elementales enfadados con una pluma. Hemos de recordar que en los rituales wiccanos estamos tratando con entes, sobre todo elementales, que tienen protocolos y formas de actuar diferentes de los humanos, y a veces es necesaria una protección o al menos hacer ver que se está protegido, algo muy difícil de realizar con plumas o flores. Y no hablemos de cortar espacios, algo totalmente imposible con elementos de este tipo.

De cualquier forma, esto es una opinión. Lo importante es que el practicante esté cómodo con lo que hace, y esto empieza por estudiar las características de los elementos, el funcionamiento de círculos y elementales, y luego crear una alternativa si se piensa que el Athame es demasiado “rudo” para según qué cosas. No debemos perder de vista que la Magia ha sido investigada por miles de personas a lo largo de los siglos, y lo que tenemos ahora mismo es un legado que debemos respetar, que no obstante está abierto a innovaciones, pero siempre fundamentadas, contrastadas e investigadas de forma seria.

8 opiniones en “Herramientas de la Wicca: el Athame”

  1. A la gente que dice “La pluma es más fuerte que la espada”… sí, tienen razón pero sólo cuando has muerto y tus ideas trascienden a las de tu enemigo.

    Sin embargo, en el día a día del mundo real (lejos del plano abstracto e insustancial de las ideas), hay una forma muy fácil de confirmarlo:

    “Toma tu pluma que yo cogeré mi espada… a ver cuanto aguantas antes de que te parta en dos…” xD

    P.D: Además que el poder está en las palabras y las ideas y no en la pluma en sí… (Cuando el sabio señala las estrellas los tontos miran su dedo)… 😉

  2. Turdus, el poder de la espada y de la pluma depende de la persona que las use. Al fin y al cabo son herramientas y su potencial está ligado a la armonía que se encuentra con la persona que la utilice y el conocimiento que esta persona tenga sobre sus principios.

    Según quien sea quien coja la espada o la pluma será más sencillo que uno “corte” al otro. Pero he visto como una persona con un simple pañuelo de papel vencía a otra armada con una katana y no estoy hablando de forma figurada o abstracta. Aunque de todas formas esta claro que cada una tiene unas características diferentes y deben usarse en función de lo que se quiera conseguir y como diría Musashi el camino de la espada y la pluma debe ser uno solo :P.

    A mi personalmente me gusta la utilización del Athame, lo cual no quita que reconozca que otras personas con las que me he encontrado sean capaces de concentrar un poder y defenderse con una pluma de una forma que da igual que les ataquen con la mejor de las espadas. Las mismas personas que suelen tratar de desviar la atención hacía el poder del objeto que utilizan, fluyendo dicho poder en realidad de ellos y siendo capaces de hacerlo con cualquier otro que tuvieran a mano en un momento de necesidad.

Comentarios cerrados.