Religión y crisis económica

Hoy estaba dándole un repaso a wildhunt.org, uno de mis sitios de noticias paganas y opinión favoritos, y he encontrado este artículo sobre la relación existente entre una supuesta nueva ola de adeptos al Paganismo (y a las religiones en general) y la situación económica por la que pasamos en todo el mundo, y me ha parecido interesantísimo. He decidido traducirlo para todos aquellos a los que les interese:

¿Los malos tiempos llenan círculos y bosques?

Se ha repetido hasta la saciedad la afirmación que reza que los bancos de las iglesias se llenan durante los periodos económicos más duros. En un artículo publicado recientemente en Newsweek, el economista Daniel Hungerman sugirió que este fenómeno era debido a una necesidad de “interconexión” más que a la teoría popular que asegura que “no hay ateos en las trincheras”. El especialista en economía Ryan Avent opina que se trata simplemente de entretenimiento barato. Pero, ¿es esta omnipresente obviedad acerca del incremento en la asistencia religiosa durante los malos tiempos aplicable a las modernas confesiones Paganas? ¿Qué ocurre cuando no hay “banco” que pueda ser llenado cuando los tiempos son duros? He preguntado a un número de líderes paganos, clero, organizadores y partidarios sobre los niveles de asistencia, y existen pruebas en todo el país que parecen apuntar hacia una subida en la marea de las dificultades económicas que ha hecho flotar todos los barcos religiosos.

Cerca de la Bahía de San Francisco, la sacerdotisa Morpheus Ravenna, que recientemente salió en un recién estrenado documental, y que es co-fundadora del Stone City Pagan Sanctuary, comentaba que había habido un incremento constante en la asistencia durante los últimos años, si bien no podía asegurar que la economía hubiera sido un factor determinante.

“…es difícil separar la influencia de la economía de otros factores. Estamos pasando nuestro primer lustro de existencia, y estamos atravesando una fase de crecimiento rápido en nuestro desarrollo en términos de construcción de infraestructura y también en términos de exposición al público, así que podríamos haber tenido exactamente el mismo crecimiento independientemente de la economía. No tenemos suficiente historia para saber cuál es realmente nuestro mínimo de asistencia”.

Las experiencias de Ravenna, sin embargo, se reflejan en Montana, donde el autor y líder local Raven Digitalis ha notado un ligero aumento en la asistencia, apuntando que “la gente parece sentir una mayor necesidad de apoyo por parte de la comunidad, ¡es comprensible!”. En Georgia, Lady Charissa de los Solitarios de North Georgia comenta que “hemos pasado de una asistencia media de 12-15 personas a una de 30-35 en los Sabbats menores”. Otros, como la Tradición Nativista Correlliana (fundadores de la popular Witch School) y el Covenant of WISE, Church of Wicca, afiliado a la Aquarian Tabernacle Church, encuentran un incremento espectacular en membresía y asistencia.

“Nuestros números se han triplicado en los últimos 12 meses. Incluso hemos tenido que expandir nuestras operaciones para abarcar a nuestros miembros en otros continentes. Creo que es un fenómeno que ocurre durante una recesión. Si hay un descenso en los números de las sedes cristianas, lo atribuiría a que hay que pagar el diezmo por asistir. El dinero es escaso. Como paganos, ofrecemos servicios y aceptamos donaciones, pero no las esperamos. Las honramos, pero no las pedimos. Es más importante hoy día, y mañana, y en el futuro, que ofrezcamos un sitio que ha existido durante 90 años para que la gente conecte con la Divinidad”.- Dusty Dionne, Covenant of WISE, Church of Wicca.

Pero mientras parece existir una moda en el aumento de la asistencia en los últimos años, no ha venido aparejado con un aumento en las donaciones. El Sumo Sacerdote de la Aquarian Tabernacle Church, Pete Pathfinder Davis, me comentó que mientras que la asistencia en su congregación del estado de Washington había aumentado, las donaciones de este año habían bajado en picado. Raven Digitalis remarcó que su grupo “había tenido que tomar una decisión” sobre el coste de los eventos, haciéndolos “un poco más caros de lo habitual”. Un consultado en Illinois indicó que él notaba un descenso en la asistencia últimamente, coincidiendo con la subida del precio del transporte. Además, muchos de los grupos que han experimentado éxito también comentaron que habían tenido que trabajar más duro para ofrecer servicios a la comunidad y a la vez mantener los precios bajos.

Los Solitarios de North Georgia celebraron recientemente un existoso festival que atrajo a casi 300 personas en una campaña para conseguir fondos para su recién estrenado Fondo de Asistencia Pagana, que ayuda a los miembros de su comunidad en tiempos de crisis financiera, mientras que el Stone City Pagan Sanctuary ha trabajo duro para mantener los precios a aquellas organizaciones que dependen de sus instalaciones para sus eventos.

“Algo que hemos hecho ha sido mantener los precios bajos, tanto para los encuentros que organizamos nosotros mismos, como para los eventos que nos encargamos de organizar para otros grupos. Por ejemplo, no cobramos nada por los niños, nunca, porque sabemos que incluso la mitad del precio puede resultar un esfuerzo para las familias. Pienso que mantener los precios bajos es lo que nos ha permitido seguir adelante mientras la economía iba cada vez peor”. -Morpheus Ravenna.

A la vez que han existido retos para nuestras comunidades durante esta recesión que aún continúa, parece que los malos tiempos no han disminuido de la misma forma los números o la asistencia en muchos grupos por todo Estados Unidos. Creo que esto señala que las confesiones Paganas están lo suficientemente ancladas y maduras como para ofrecer el sentido de hermandad e “interconexión” que Hungerman describe en el artículo de Newsweek.

“…Quizá el deseo de la gente de obtener guía espiritual esté influenciado por su percepción de cómo va el mundo. La asistencia a las iglesias puede no reflejar nuestras propias circunstancias, sino más bien nuestra propia idea de cómo va el mundo, más allá de nosotros”.

Así que puede que el boom de los círculos, los bosques y los eventos reflejen que nos apoyamos en nuestras disgregadas comunidades, encontrando hermandad para poder capear el temporal juntos.

**

Sé que en los países de habla hispana no existen unas comunidades tan establecidas como en los países de angloparlantes, pero, ¿qué pensáis vosotros, los lectores? ¿Estáis notando más publicaciones, miembros y actividad en vuestras comunidades, ya sean físicas o virtuales?

Podéis encontrar el artículo original pinchando aquí, y el artículo de Newsweek al que hace referencia en pinchando aquí.